RESPIRACIÓN, SALUD Y PRANAYAMA

En unos tiempos donde el gobierno español nos obliga a llevar mascarillas en casi todas partes, ahora, más importante que nunca, es la práctica tántrica de PRANAYAMAS (ejercicios de respiración).
La respiración es el proceso más importante del cuerpo. Influye sobre la actividad de cada una de las células y, lo principal, está íntimamente relacionada con el funcionamiento del cerebro. Los seres humanos respiran aproximadamente 15 veces por minuto y 21.600 veces al día. La respiración activa el consumo de oxígeno y de glucosa, produciendo la energía que posibilita las contracciones musculares, la secreción glandular y los procesos mentales. La respiración está estrechamente ligada a todos los aspectos de la experiencia humana.
Ya de por sí la mayoría de personas respiran de forma incorrecta, utilizando sólo una pequeña parte de su capacidad pulmonar. De esa forma la respiración es en general muy superficial, lo cual priva al cuerpo del oxígeno y del prana esenciales para la buena salud. Con los pranayamas inducen hábitos de respiración correcta y nos oxigenamos mucho mejor. Además, ayudan a enfocar la atención sobre el proceso de la respiración, que casi siempre ignoramos. Los practicantes desarrollan la sensibilidad frente al proceso de respiración y reentrenan los músculos de la cavidad pulmonar, lo cual permite mejorar la capacidad vital.
La respiración rítmica, profunda y lenta estimula y es estimulada por estados mentales tranquilos y agradables. La respiración irregular altera los ritmos del cerebro y conduce a bloqueos físicos, emocionales y mentales, los cuales, a su vez, producen conflictos internos, desequilibrios de la personalidad, desorden en el estilo de vida y enfermedades. Si no te oxigenas bien tu sistema inmunológico o de defensas se deprime y tus órganos internos entre los que se incluyen los pulmones se debilitan, haciéndote más propenso a contagiarte de cualquier virus o a contraer cualquier otro tipo de enfermedad. El pranayama afianza patrones de respiración regulares rompiendo ese ciclo negativo y revirtiendo el proceso, a través del control de la respiración y del restablecimiento de los ritmos naturales y relajados del cuerpo y de la mente.
Aunque respirar es un proceso generalmente inconsciente, es posible asumir el control consciente del mismo en cualquier momento. Por consiguiente, constituye un puente entre las áreas de la conciencia y el inconsciente. A través de la práctica del pranayama se libera la energía atrapada en patrones mentales neuróticos inconscientes y se puede utilizar en actividades más creativas y placenteras.
Al aumentar tu salud, los pranayamas también mejoran tu vida sexual, incluso se utilizan como método para la sublimación de la energía sexual y el control eyaculatorio masculino.
En estos tiempos de mascarillas, los pranayamas más recomendables son la Respiración Abdominal, Nadi Sodhana (contraindicado en caso de resfriado, gripe o fiebre), Bhastrika (contraindicado en caso de hipertensión, enfermedades del corazón, hernia, úlcera gástrica, apoplejía, epilepsia, problemas de retina, glaucoma y vértigo) y Kapalabhati (contraindicado en caso de embarazo, enfermedades del corazón, hipertensión, vértigo, epilepsia, apoplejía, hernia y úlcera gástrica)
Precauciones: los pranayamas siempre se practican con el estómago vacío, en ayunas o 3-4 horas después de comer.
Lo que más nos protege de los virus es tener un sistema inmunológico fuerte. Otra práctica para fortalecerlo es la práctica de ásanas (especialmente las invertidas).
Cuídate, nadie lo hará cómo tú puedes hacerlo.

Hari Dass

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...