Puertas que se abren de par en par

Fue justo al poner un pie en este lugar hermoso donde los CUIDADOS y el AMOR estaban presentes en cada rincón y en cada detalle, cuando tuve una certeza, quizás de las más contundentes que sentí en mi VIDA, de que estaba en el CAMINO, de que una vez que se abrió la PUERTA ya nunca más se cerraría.

El TANTRA me ayudó a abrir esta puerta, que ya estaba entreabierta, que no es más que la puerta del CORAZÓN.

COMPASIÓN y ÉXTASIS fue un BÁLSAMO de amor que por momentos lo inundaba todo, como olas que nutrían mi corazón. Fue MEDICINA para el alma, un ANTÍDOTO contra todas las defensas.

En él pude experimentar una RECONCILIACIÓN con todo mi ser, con los hombres y con el MUNDO, dejando caer todas mis armas que ya dejaron de servirme, perdonándome desde lo más profundo, sintiéndome viva en cada MIRADA compasiva de mis hermanas y hermanos, recibiendo amor sin tener que hacer nada, tan sólo SER.

Encontré un espacio donde el DAR y el RECIBIR se convirtieron en sinónimos, donde se confundía dónde empezaba uno y dónde terminaba el otro, donde 1+1 seguían dando 1.

Sentirme merecedora de todo ese amor que estaba ahí para mí fue un precioso REGALO. Poder estar al SERVICIO, permitirme regalar lo que soy y darme cuenta de que se me devuelve multiplicado al máximo exponente.

Y entonces el AMOR crece, y crece y crece…

Experimentar el DESAPEGO, desde la VERDAD, vivir nuestro PRESENTE sabiendo que es lo único que podemos poseer en cada instante, respirar el deseo, sublimarlo y convertirlo en CANAL…

Conectar con las ALMAS, trascendiendo las formas, más allá de cualquier condicionamiento y prejuicio… sentir que todxs somos unx, y que si te amo me amo, y amo de igual manera a todos los seres.

Y desde ahí vuelo más ligera, más en PAZ, en LIBERTAD.

Gracias por todo lo que hacéis posible con tan solo compartiros.
COMPASIÓN Y ÉXTASIS 2020.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...