Testimonio: taller de tantra de Soledad Caballero

 

El año pasado en el mes de octubre, yo estaba en un pozo en todos los aspectos: personal, emocional, físico y profesional. Ahora me he dado cuenta de ello. A nivel personal, me sucedió algo que convulsionó toda mi vida y me di cuenta que tenia que hacer algo, moverme. Empecé por lo físico empezando a hacer ejercicio y adelgazando, y me dije soy una mujer nueva. Busqué un Coach que me hiciera pensar y que me calmara. Pero la rabia, el resentimiento, el dolor y la sensación de abandono seguía ahí.

Unas amigas me dijeron que me vendría bien hacer un taller de Tantra. No sabía muy bien lo que era pero seguí su consejo.

Busqué en internet algún taller y encontré “por casualidad” la página de Hari Dass y Amerai, y como por fecha y lugar me venía bien sin pensarlo dos veces y sin tratar de averiguar en que consistía esto del Tantra, me apunté al taller de iniciación de junio de este mismo año.

Fue la mejor decisión que he tomado desde hace mucho tiempo. Ese primer taller fue para mí toda una revelación, vi y percibí que las cosas tienen otro punto de vista totalmente distinto: me sentí escuchada y no juzgada; la culpa, el remordimiento, el abandono, el pensar que podría haber hecho eso así o asá, tuvieron otro enfoque. En estos talleres, nadie suele hablar de sus problemas personales, escuchas lo que te dicen y eso te mueve todo lo que tienes dentro aplicando a tu interior esas palabras en un ambiente cálido, de confianza, de respeto y de espiritualidad que a mí me llegó muy adentro, me hizo ver que lo que yo barruntaba y buscaba era eso que estaba viviendo en el taller. Fue un antes y un después y me quité mucho, mucho, empezando a caminar por un nuevo camino. Sanación, en una palabra. Me encantó sentirme una diosa.

Con esa nueva perspectiva vital, y con gran entusiasmo y entrega, me apunté a otro taller, el de Compasión y Éxtasis en julio: fue una experiencia maravillosa, dura en algunos momentos pero muy gratificante y seguí resolviendo dudas y quitando escollos, aunque todavía me quedaban detalles que limar y sentimientos que procesar. Amerai me dijo unas palabras que hicieron retumbar mi corazón y mi visión de el por qué de mi dolor y quise seguir avanzando.

Luego hice un taller con Alex Prehn sobre Aprender a Amar y el Niño Interior que ayudó a asentar muchos pensamientos y emociones y a pensar cómo seguir avanzando. Me hizo ver que el camino hay que trabajarlo cada día, a cada instante, gracias Alex.

Así las cosas, después de haber madurado y tomado conciencia de mi realidad, me apunté a otro taller de iniciación porque sentía que necesitaba meditar un poco mas (en estos talleres la meditación es esencial), que fue distinto, ya no me movió tantas cosas como el primero sino que asentó y ordenó todo eso que tenía en mi corazón y en mi mente.

En estos días de diciembre, he hecho el taller de mujeres con Amerai y Mercé y también ha sido una revelación, con momentos muy duros porque mirar hacia adentro de una misma duele, con momentos de gran intimidad y dulzura y moviendo mucha energía, muy arropada y mimada. Aprendí a decir sí cuando quiero decir sí y a decir no cuando quiero decir no, desde mi centro y fuerza interior. Gracias.

La gente que he conocido en estos talleres también me han aportado mucho, sobre todo ver que no estás sola; es gente maravillosa y a todos les recuerdo con mucho cariño.

Siento un profundo agradecimiento por todo lo que he recibido en estos talleres y no sé si he dado algo pero mi intención en ellos ha sido dar lo mejor de mí. Y hoy he sido capaz de verbalizar en este escrito parte de lo que pienso y siento.

Hay muchos caminos y modos de sanar y de encontrarse con uno mismo y todos son válidos, pero para mí ha sido el Tantra que he vivido con Hari Dass y Amerai; los encontré en el momento justo para mí y reforzaron la idea de que tengo que seguir avanzando en mi camino, con presencia y calma en el aquí y el ahora, confiando en mi misma.

Me siento una mujer tántrica, poderosa, con luz y fuerza para seguir AVANZANDO.

GRACIAS DESDE LO MAS PROFUNDO DE MI SER.

 

Soledad Caballero Corral (Toledo)


After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...