Neotantra, el tantra moderno

Estamos acostumbrados a oír hablar de Tantra, pero la mayor parte de las veces la gente dice Tantra cuando en realidad se refiere a Neotantra. Es bueno conocer esta diferencia aunque para nosotros en realidad no son dos términos antagónicos o excluyentes.

El Tantra apareció en la India hace 5.000 años aproximadamente. El Tantra es básicamente la unión de la consciencia que todo ser humano tiene (Shiva) y la energía existente en la naturaleza que nos ayuda a despertar esa consciencia (Shakti). Gracias al Tantra se consigue un mayor equilibrio personal, una energía y una sabiduría que nos ayuda a convertimos en personas más capaces de afrontar cualquier tipo de situaciones para integrarlas en nosotros mismos como parte de nuestra existencia e incluso transcederlas. El Tantra se centra en despertar la energía física y espiritual de las personas, conocidas como Kundalini Shakti. Gracias a la Kundalini Shakti podemos evolucionar.

En la mayoría de las ocasiones relacionamos Tantra y sexo, porque se ha extendido en occidente de una forma muy poderosa el Neotantra, el cual suele aplicar un enfoque muy directo de trabajo sobre la energía sexual debido a que es muy necesario sanar todos los traumas y condicionamientos que arrastramos en relación a la energía sexual y porque si el trabajo con la energía sexual está vinculado con el amor, la compasión y la sabiduría, es una puerta extraordinaria a la evolución e incluso al despertar de nuestra energía espiritual, la Kundalini Shakti. El Tantra tradicional, en cambio, considera que para practicar sexo tántrico se debe estar plenamente preparado y a veces habla de estas prácticas a un nivel muy avanzado de meditación al cual pocas personas tienen acceso.

El Neotantra surgió en el siglo XX y es el resultado de la aplicación de algunos conceptos básicos del Tantra tradicional junto con otras técnicas y conocimientos modernos.

Gracias a los estudios de algunos expertos, se llegó a la conclusión de que los conceptos tántricos como el manejo de la energía sexual resultan efectivos en un corto espacio de tiempo si se conjugan con aspectos terapeúticos más modernos. Es importante tener claro que no solo se practica Neotantra y Sexualidad Sagrada para alcanzar relaciones sexuales más placenteras, sino para mejorar nuestras condiciones psicológicas, físicas y espirituales.

El Neotantra se centra en que cada individuo conozca bien su interior y su espiritualidad para poder llegar al amor verdadero. Solo encontrando este amor verdadero en nosotros mismos podremos compartirlo con los demás y, en consecuencia, disfrutar de relaciones sexuales mucho más placenteras.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...