Roger - Tantra y Amor Consciente

Queridísimos Amerai y Hari Dass,

¡Tenía muchas ganas de escribiros! Muchas gracias por todo lo que habéis hecho y conseguido en estos cinco días que ha durado el taller, habéis hecho un trabajo fantástico abriendo los corazones de la gente. Me siento muy unido con vosotros y con cada persona del grupo. Os lo agradezco.

He aprendido un montón de cosas, pero sobretodo como me gusta ser un shiva y que la energía me corra por el cuerpo. He aprendido que, si yo quiero, porque depende de mi, el amor me llega: me he sentido querido de verdad por primera vez. También me he reconciliado con lo femenino, en todos los sentidos. No tengo vergüenza (y os aseguro que era muy profunda) y no me supone ningún problema mirar a los ojos de la gente. Me siento liberado, siento que se me ha desecho un nudo en alguna parte y la energía, ¡por fin!, puede circular libremente. Me siento abierto, lleno de amor y con muchas ganas de recibir amor. Aún me siento sagrado. Formo parte del universo y fluyo con él (nunca lo había sentido).

Os estoy muy agradecido desde lo más profundo de mi corazón, he conseguido cambiar hacia mucho mejor, he conseguido hacer un paso muy importante en mi vida, he conseguido rendirme. Y, aunque la rutina me tire de la piel, porque quiere que vuelva a mi antiguo yo, no quiero perder todo esto: el bienestar, la felicidad. Siento que lo voy a poder conseguir.

Amerai, te quería dedicar unas últimas palabras. Muchas gracias por todo, no solo por el tema de la organización, ha ido todo perfecto, muy fluido, sino también por el amor con que nos has tratado a todos. Muchas gracias, eres una mujer maravillosa.

Sé que nos volveremos a encontrar, así que… ¡hasta pronto!

Un abrazo para los dos y namasté.

Roger (participante Compasión y Éxtasis diciembre 2012)

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...