María Arantazu - Tantra y Amor Consciente

En muchos libros, en boca de muchos maestros podemos oír, leer sobre la apertura de nuestro corazón, sobre la disolución de nuestro ego. Podemos proyectar, hacernos una idea o muchas de lo maravilloso que debe ser.

Yo aún siento ganas de llorar desde la alegría del Ser al recordar lo que siente cuando tu corazón se abre al amor, cuando te rindes a la energía de la vida… En este testimonio no voy a expandirme porque solamente siento que si la humanidad pasara por la experiencia que yo he tenido en este maravilloso curso, el planeta se transmutaría automáticamente sin necesidad de hacer nada…. no habría necesidad de acumular, de adquirir, de poseer, de hacer gran cosa más que respirar, comer, descansar, celebrar, amar, compartir desde la paz, desde el Ser…

Yo creía que había estado poco presente, que estaba trabajando poco, incluso un poco vaga. Me sentía agotada, cansada de tantas enseñanzas, cursos, libros, aprendizajes, movimientos, ideas, pensamientos, proyectos… Que maravilla llegar al límite, soltarse en la experiencia, dejar de hacer y permitir que las cosas sucedan…

Gracias a la oportunidad, gracias a las almas de todos los compañeros, gracias al lugar maravilloso donde experimentamos, gracias a todos los trabajadores que nos cuidaron, nos permitieron nutrirnos, descansar, estar aseados, gracias por el respeto de todos los procesos que sucedieron… gracias a la maravillosa y mágica parte del plan divino que sucedió en “Compasión y Éxtasis” durante el taller de Fin de año 2015 en el Mirlo Blanco, Ávila…. Gracias al Amor Consciente….

Arántzazu, Montornés del Vallés, 10 de Enero 2016.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...