Maria - Tantra y Amor Consciente

La experiencia del taller de la Vía del Valle para mí ha sido transformadora a nivel personal y a nivel de pareja. A nivel personal he experimentado en mi interior mi poder personal, en concreto, mi energía sexual femenina, una fuerza distinta de la que hasta ahora había experimentado: una fuerza que viene desde la relajación, de los ovarios, es dulce y firme a la vez, y con una creatividad insaciable. Se ha como despertado mi niña interior, con tanta creatividad que yo misma no me reconozco.

Experimenté por primera vez el primer y segundo día de la regla, no solo sin dolor en los ovarios sino que además en las relaciones con mi pareja un placer tan intenso que llegué al orgasmo.

Con la sexualidad tántrica o consciente, he sanado el dolor que siempre sentía en los ovarios y por otro lado el dolor que siempre sentía en la vagina en las relaciones sexuales y me ha enseñado a disfrutar del sexo. Cada día tenía un orgasmo, y desde ese orgasmo sentía creatividad en todo mi ser, me sentía llena de Amor, llena de mi poder personal, de mi Diosa interior, ya no estaba cansada, era feliz aquí y ahora.

Por otro lado en mi relación de pareja había dos carencias que me provocaban mucho sufrimiento:

1. La comunicación con mi pareja, llegando a enfados de más de un día. En este taller he aprendido técnicas de comunicación, tomando consciencia de mi responsabilidad con mi niña herida desde la infancia, experimentando que la causa del enfado no viene de mi pareja sino de mi niña herida y que solo yo puedo ayudarla y sanarla. He podido conectar con mi niña, escucharla, abrazarla y darle lo que necesita desde el amor y la aceptación incondicional.
He aprendido a conectar con mi parte adulta, y desde ese lugar comunicarme con mi pareja.

2. El sexo. Yo vivía el sexo a través de mi pareja a causa de heridas sexuales fuertes y profundas que arrastraba desde la infancia. El sexo era una experiencia dolorosa y de un elevado sacrificio por mi parte. Llevaba 20 años yendo a distintos ginecólogos y osteópatas ginecológicos sin éxito.

En este taller he sanado sexualmente gracias a practicar la sexualidad consciente o tántrica con mi pareja. Ya no hay dolor en las relaciones sexuales, solo placer intenso, mucha conexión y mucha presencia con la pareja. La unión con mi pareja ha aumentado desde la profundidad de mi ser.

Siento una profunda gratitud hacia Hari Dass, Amerai y a mi pareja. Mi vida ha cambiado porque yo he cambiado y he aprendido, y este aprendizaje es para toda la vida.

Gracias, Gracias, Gracias.

 

Maria Cot (Barcelona)

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...