Fin de año 2013 - Tantra y Amor Consciente

Os escribo en agradecimiento por la gran labor que realizáis. Es cierto que no se deben llevar expectativas a los cursos, lo siento, yo sí que las llevaba y muchas. Estaba en un momento de mi vida que necesitaba confiar en los cambios para poder seguir progresando en mi camino, de alguna manera estaba segura que no me podía decepcionar el Universo, y vaya si no lo hizo y muy por encima de mis expectativas.

No voy a decir que fue fácil, pues he tenido que vencer vergüenza, miedos, creencias, resistencias………. pero gracias al gran respeto que en todo momento he sentido, fui entrando poco a poco y cuando quise darme cuenta estaba “bailando” y ” tirándome a la piscina”, yo misma no me lo podía creer. Estaba allí y tan tranquila… increíble. Es más, cada vez me sentía mas liberada de mis viejas pautas y con mas seguridad.

El día de mi sanación fue maravilloso, literalmente tuve un renacimiento, volví a nacer y con mi risa, algo que me hacia mucha falta.

Al día siguiente aparecian nuevos retos, y nuevos nervios, otro escalón que subir, de nuevo con los directores de orquesta tan fantásticos, de nuevo entré en mi papel, siendo yo la primera sorprendida pero a la vez super-empoderada, para mi sorpresa y alegría. Estaba en las nubes y de nuevo una experiencia maravillosa. Yo creo que tenéis unos guías magníficos, de nuevo la magia hacía su aparición. Sentí que por fin me había reconciliado con lo masculino, con mi sexualidad y mi sensualidad, encantada con el placer del DAR.

Después de todas estas experiencias mi alma estaba limpia y brillante, exultante, sentía amor por todos, agradecimiento por todo y todos. Tenía ganas de abrazar a cada uno de mis compañeros, en todos era capaz de ver su parte mas amorosa y su preciosa alma. Sentía una inmensa felicidad, con una claridad mental impresionante como si todos los cursos de crecimiento personal hicieran efecto de golpe, dando agracias por haberlos realizado. Yo era una caja de sorpresas de la que salían lucecitas como estrellitas al par que alrededor se derrumbaban edificios que ya no eran necesarios, con la sensación de liberarme de apegos que me tenían enganchada.

Por fin me había reconciliado con el mundo, ahora soy FELIZ.

Como podéis ver, mis expectativas eran muy pequeñas comparadas con lo que obtuve. El Universo no me dio lo que pedí, sino lo que necesitaba. Me siento muy agradecida, a vosotros por la labor tan fantástica que hacéis, con un respeto y sutilidad maravillosos, no me extraña que tengáis ayuda de guías, os lo merecéis. Realmente, no descarto, hacer la formación, para poder disfrutar con los despertares y sanación de las personas que como yo en este taller se trasforman.

Muchas gracias de corazón y un gran abrazo del alma Namasté

Fin de año 2013.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...