Anónimo - Tantra y Amor Consciente

Madrid (Compañera sentimental del testimonio anterior)

Namasté,

Este fin de semana he participado con mi pareja en el taller ¨Compasión y éxtasis” de Tantra y Amor Consciente con Hari Dass, en el mágico lugar de la Dama Verde, el Balneario de Almeida, Zamora. Ha sido una experiencia preciosa a todos los niveles. En este taller se ha establecido un sentimiento de Amor puro entre todos nosotros … yo he visto a los demás como hermanos buscando la sanación de su alma, como seres en busca de la luz.

Es cierto que la vivencia del taller participando con tu pareja es muy distinta a la de aquellos que han decidido asistir “solos”. En realidad nadie se sintió solo, porque enseguida y gracias a Hari Dass el grupo se fue uniendo. Los resultados en las personas que acudieron solas creo que han sido tan beneficiosos y reveladores como para los que acudimos en pareja.
Es un taller para personas que quieren sanar su vida; su mente, su alma, su cuerpo…. los ejercicios de sanación impartidos en el curso son de gran intensidad, pero también lo son las emociones que tienen lugar en la relación con los compañeros, resultando de una gran enseñanza, al menos para mi y estoy segura de que también para los demás.

Buscamos el Amor con mayúsculas, la bendición de nuestros cuerpos y de sus almas, unir la sexualidad con el corazón, ver lo divino en el otro. Desde ese punto de vista todo acto sexual se convierte en un ritual sagrado, donde la energía se desborda y descubrimos placeres desconocidos o dolores anclados en nuestras entrañas por el maltrato psicológico que sobre la sexualidad hemos sufrido, distorsiones que nos han llevado a la negación de nuestro masculino o nuestro femenino, la negación de nuestro potencial para amar y tener placer… Desde mi punto de vista ahora entiendo por qué la sexualidad siempre ha sido tabú, por qué se nos ha perseguido a las mujeres a lo largo de los siglos, por qué se ha esclavizado y controlado con violencia nuestra maravillosa capacidad de sentir y de amar. Una mujer libre para despertar su sexualidad es como si fuera la mitad de la moneda de la Humanidad, la mitad de un anillo sagrado mágico que se enterró, se quemó, se tiró al río… pero los tiempos que vienen ya son los de la Era del Fin del control, la vibración de este mundo aumenta y la sexualidad sagrada una pareja es un medio más para aumentar esa vibración mundial. El amor en pareja es una manera de orar… algo así como las ruedas de energía, o los rezos de los monasterios, son modos distintos de lograr la paz, lo que pasa es que cada cual escoge su propio camino.

Volviendo al taller, hemos llorado, reído, bailado. Lo hemos pasado fenomenal, pero sobre todo hemos salido de él con la sensación de estar más despiertos… Es maravilloso sentir que tu cuerpo es bonito, es bueno, aceptarse como mujer, con la edad y las arrugas y no necesariamente con un cuerpo juvenil. Es glorioso descubrir que el placer no es malo, sólo nos han querido convencer de ello, es precioso ver la capacidad de entrega de los compañeros, el amor incondicional…
En este taller era clarísimo el daño que la “mal” formación religiosa nos ha hecho con respecto al sexo, cuando en realidad el sexo es sagrado y es un regalo de Dios. Esas heridas profundas condicionan de por vida a muchas personas (me incluyo a mi también). Dios está en nuestro interior y cuando miramos a los ojos conectamos con el Dios en el otro ser humano, con su parte más pura, si lo hacemos con esa consciencia. Dios nos ha dado muchos modos de llegar al Amor y la Sexualidad Sagrada es uno más, lo que pasa es que los que controlan este planeta tienen que intentar como sea bajar la vibración mundial y el Amor en todas sus facetas aumenta la vibración y peligra el poder del sistema.

El sexo es una energía de primera magnitud y cuando se vive desde el amor, la inocencia, la compasión y el placer que nos ha regalado Dios, la energía que crea es tan increíble que yo creo que de algún modo resuena en el universo y ayuda a sanar no solo a la pareja sino a su entorno, a su ciudad, al planeta, y tal vez a las galaxias.. Todo esto es un misterio y alguna vez comprenderemos por qué nos han negado en nombre de la “virtud” y de la religión todo este mundo del sexo. Así que Benditos cuerpos de Dios: Ya es hora de brillar y de expandir la Luz del Amor para la sanación y la felicidad de todos seres.

(Compañera sentimental del testimonio anterior)
(Madrid)

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...