Anónimo - Tantra y Amor Consciente

Os estoy muy agradecido por la facilitación del taller al que he asistido esta semana pasada. No solo ha cubierto mis expectativas, sino que las ha rebasado ampliamente.

Estoy tan impresionado que te envío este testimonio por si quieres incluirlo en la web o en cualquier otro lugar, para conocimiento del mundo. Preferiría que fuera anónimo, aunque estoy abierto a hablar de mi experiencia a cualquier persona interesada. De hecho, ya la he comentado verbalmente, en un par de “foros” de mi ámbito relacional.

Si me “enrollo” demasiado, lo cual es normal en mí, puedes resumirlo preservando el espíritu de lo escrito.

Este tipo de enseñanzas-aprendizajes deberían formar parte de la cultura general e impartirse en el seno de la educación reglada, puesto que atañen a aspectos fundamentales en los que cualquier humano estamos interesados, como la nutrición, la salud o las relaciones (especialmente a las sexuales) de pareja y sociales.

El taller me ha permitido reconciliarme con mi cuerpo, lo que me permite también ver con mas ecuanimidad el de los demás.

Me ha permitido conocer algunos movimientos de mi mente que me conducían a perseguir deseos que no se correspondían a verdaderas necesidades de mi alma ni de mi cuerpo. Lo negativo de las “ideas a priori” que me hacían “suponer” en lugar de estar presente a la realidad maravillosa y gozosa que se presenta ante mí, en cada momento.

He aprendido cosas de mi sexualidad y de la de las mujeres a las que admiraba y deseaba, pero a las que no sabía tratar.
He incrementado el respeto hacia mí mismo y hacia ellas, y aún no salgo de mi asombro ante el hecho de haber sido capaz de recibir una sanación sexual durante 3 horas que incluyó dos orgasmos sin eyaculación, con una preparación tan elemental.

Sin duda tuvo que ver el cambio de mirada que propusisteis y que nos acerca a un modo de ser verdaderamente mas humano (menos animal) y tendente a lo divino.

Esto me hace muy feliz porque mejora la relación y satisfacción de ambos de forma exponencial.

Y este cambio de mirada se produjo, gracias a la impecable dinámica que imprimís al taller, que me ha permitido asimilar conceptos e integrar experiencias ordenadamente, sin esfuerzo, mediante el baile, el yoga, y los cuidados de todo el equipo.

Ha sido una experiencia gozosa, enriquecedora y sanadora tanto en el ámbito físico, emocional, mental como espiritual.

He obtenido una energía en este taller que durante todo el día estoy feliz, mi corazón rebosa amor y agradecimiento hacia las personas de mi entorno.

Y me encuentro seguro de mi mismo, porque ahora sé el secreto, el truco que hace que sea así, la compasión que genero a partir de mi nueva mirada.

Y nada más. Gracias, gracias, gracias por vuestro trabajo y hasta pronto.

Un abrazo sentido.

15 de julio del 2105. Anónimo.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...