AUM - La Esencia de todos los Mantras

AUM u OM en sánscrito

La esencia de todo es AUM (u OM) según muchas escrituras antiguas de la India. AUM es un todo que representa la conciencia cósmica que todo lo abarca, turiya (el cuarto samadhi), más allá de las palabras y los conceptos: la conciencia de la cuarta dimensión, la autoexistencia pura, “Dios en la forma del sonido es AUM”.

De acuerdo con todas las ciencias espirituales (incluida la Biblia), primero Dios creó el sonido, y de estas frecuencias de sonido vino el mundo de los fenómenos. Nuestra existencia total está constituida por este sonido, que se convierte en un mantra cuando está organizado por un deseo de comunicarse, manifestarse, invocar o materializar, excitar o energizar la energía manifestada o no manifestada.

AUM es el mejor, el primero y el último mantra. Es la conciencia suprema en forma de sonido.
A es sattva y Brahma
U es rajas y Vishnu
M es tamas y Shiva

AUM es así el Creador, Preservador y Destructor, todo en uno. El uso de AUM antes y después de cualquier mantra armoniza los dos hemisferios del cerebro y crea un efecto mágico. Esta colocación del mismo sonido antes y después de un mantra se llama samput en sánscrito. En el Tattva Prakash (uno de los libros de las escrituras tántricas) se dice que debe usarse para obtener un estado de siddha, el estado de estar libre de toda esclavitud física. Trae la unión con Brahman si se repite 300,000 veces. En niveles inferiores nos ayudará a centrarnos, entrar en estados meditativos y sublimar nuestra energía sexual. Abre Ajna chakra, el sexto chakra.


Cuando AUM se hace como pranava, el sadhak (practicante) debe usar tonos profundos, y la respiración debe dirigirse a través del pasaje nasal, como sucede automáticamente cuando la última parte del sonido AUM (la M) es pronunciada. Al recitar la M es como cerrar la puerta del mundo exterior y llegar al interior de Brahmarandhara, también conocida como la cueva del abejorro. A esto en el lenguaje fisiológico occidental lo llamamos el cuerpo calloso.

Las vibraciones que se producen al pronunciar M en tonos profundos son similares al zumbido de un abejorro, y el sonido vibra en la parte superior del cráneo, es decir, en toda la corteza cerebral (la capa más externa del cerebro). Hay muchas depresiones en el cerebro en el área de la corteza cerebral que se asemejan a los valles de una montaña. Estos valles son depresiones en los lóbulos, y las reverberaciones y pulsaciones creadas por el sonido M de AUM ayudan al cerebro a obtener más área para el almacenamiento de información, pero esto es posible solo cuando el japa (repetición del mantra) se realiza durante un largo período de tiempo todos los días. En artistas creativos, poetas y músicos, les ayuda a crear nuevas composiciones.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...