Asanas: Introducción

Cuervo-web

El significado de la palabra sánscrita asana es “una postura cómoda y estable”. A menudo se cree que las ásanas son ejercicios físicos. Y por supuesto es verdad; tienen una profunda influencia en el cuerpo, pero esto no expresa todo su significado. Cada persona está hecha de tres aspectos: cuerpo, mente y consciencia, los cuales se unen para constituir todo nuestro ser. Las ásanas influencian estos tres aspectos, los moldean y forman un todo harmonioso.
Por tanto uno debería intentar de pensar en las ásanas no como posturas físicas sino como estados de ser. La ejecución correcta de las ásanas requiere la participación de todo el ser, con la percatación de uno
mismo en relación a la posición física y el movimiento, la respiración, la relajación de los músculos, etc. Si las ásanas fuesen solo ejercicios físicos sería bastante aceptable al mismo tiempo que las realizamos estar pensando en el trabajo, el desayuno u otras cosas mientras las realizamos, pero este no es el caso. La práctica de las ásanas requiere de la participación de todo el ser tanto como sea posible.

 Salud de cuerpo y mente

Es imposible trabajar enérgicamente en la vida con una mente y cuerpo poco sanos. Esto es aplicable al trabajo y al juego tanto como a la aspiración espiritual. El requisito fundamental es un cuerpo y mente lo más sanos posibles. Los antiguos yoguis se dieron cuenta de esto hace miles de años y por esto crearon el sistema de ásanas. Estas ásanas fueron probadas cuidadosamente con la experiencia personal de estos pioneros. Las ásanas evolucionaron lentamente debido a la práctica, y debido a esto, ellas han resistido el examen del tiempo. Muchos sistemas modernos, en todos los campos de actividad, son a menudo basados en unos pocos años de experiencia; raramente duran mucho tiempo y normalmente son modificados debido a defectos de estructura. Sin embargo en el caso de las ásanas, son un sistema bien probado para lograr la salud física y mental.

La meta principal de las ásanas es ayudarnos a andar el camino hacia una consciencia superior para que así podamos empezar a entender nuestra relación con la existencia. No podemos ni siquiera considerar lograr una consciencia superior si estamos enfermos, con dolores o depresión. Por tanto, la función principal de practicar ásanas es eliminar estas aflicciones y trastornos. Las ásanas sueltan las articulaciones del cuerpo, estiran y tonifican los músculos y quitan venenos que tienen a acumularse en varias partes del cuerpo. También armonizan el sistema nervioso y con un suave masaje mejoran el funcionamiento de los órganos internos como el corazón, los pulmones, los órganos abdominales, las glándulas endocrinas, vasos sanguíneos, etc. Esto lentamente pero con seguridad lleva a la mejor salud física posible.

El cuerpo y la mente no son entidades separadas; son dos partes del organismo humano. La mente es el controlador y el cuerpo el mecanismo. Están muy interrelacionados. La mejora en la salud general del cuerpo automáticamente ayuda a traer cambios mentales positivos.

Los problemas mentales o tensionales, así como tener un cuerpo poco sano, son la causa primordial de la mayoría de enfermedades que afectan a la humanidad. El cuerpo tiene poderes auto terapéuticos remarcables. De forma natural tiene una gran fuerza para resistir las enfermedades por los anticuerpos que contrarrestan el crecimiento bacteriológico. Un cuerpo que está poco sano y una mente con tensión tienden a cortar estos poderes haciendo el cuerpo más vulnerable a la enfermedad. Las ásanas ayudan al cuerpo a resistir la enfermedad proporcionando un cuerpo y una mente en la mejor condición. Un cuerpo saturado de venenos y toxinas es un campo de cultivo para los gérmenes que provocan enfermedades.

Influencia de las ásanas en el punto de vista personal

El paso fundamental a la consciencia elevada y a una vida feliz es tener una actitud optimista. Las ásanas ayudan a cambiar y reorientar la visión personal ante la vida. ¿Porque?
• Afectan al sistema hormonal. El sistema hormonal nos afecta en muchos aspectos. Una persona con un sistema hormonal sano es una persona optimista, con pensamiento claro y positivo en la acción. Una persona que su sistema hormonal no está sano tiende a ser enfermizo, pesimista y muy o poco activo física y mentalmente. Los desordenes hormonales normalmente no son orgánicos sino funcionales (no se detectan con las pruebas médicas convencionales).
• También afectan al sistema circulatorio, nervioso, respiratorio y digestivo. Los cuales están todos interconectados.
• Afectan al cuerpo energético. Si el flujo de energía está bloqueado esto afecta a la salud física y mental.
• Crean un cambio en el patrón respiratorio enlenteciendo y profundizando la respiración.
• Al requerir concentración esto hace que la persona salga de la mente y sus preocupaciones.
• Nuestras actitudes mentales y emocionales y sentimientos se reflejan en nuestra postura corporal y expresiones. Si estamos enfadados tendemos a encorvar los hombros; si estamos tensos y preocupados fruncimos el ceño; si estamos nerviosos respiramos rápidamente y temblamos, etc. A la inversa, si estamos felices nos sentimos ligeros y más flexibles corporalmente. Este es un proceso de dos direcciones pues el cuerpo puede crear cambios en la mente. Las ásanas hacen que el cuerpo esté relajado, fuerte, ligero, flexible, libre de dolores y esto crea en nosotros calma mental, emocional y confianza.
• Ayudan a eliminar muchas enfermedades, lo cual ayuda a alcanzar la estabilidad mental y emocional. Pongamos un ejemplo, el estreñimiento. El estreñimiento es debido a tensión mental, falta de ejercicio y a hábitos alimenticios desacertados. Cuando una persona va estreñida se siente pesada de cuerpo y mente, el proceso de pensamiento se vuelve apagado y pesimista. Las ásanas ayudan a quitar el estreñimiento, lo cual la ayuda en todos los aspectos.

Todos los aspectos mencionados anteriormente están interrelacionados. El resultado final es un cambio positivo y notable en los procesos de pensamiento conscientes y subconscientes.

Las ásanas como un paso hacia la consciencia superior.

Entonces está claro todos los beneficios que aportan la práctica de las ásanas para la salud total del cuerpo y la mente. Pero es importante entender que el aspecto de la salud no debe separarse de los otros aspectos del yoga. La razón porque los antiguos tántricos crearon el yoga fue para poder llegar a la consciencia superior. Esta es la razón por la cual desarrollaron las ásanas y las otras prácticas yóguicas, no solo por la salud. Los antiguos yoguis tántricos se propusieron trascender las limitaciones normales de mente y cuerpo. Su objetivo era trascender la individualidad y lograr la auto-realización. En este contexto, las ásanas no fueron destinadas específicamente para desarrollar el cuerpo y la mente. Esto era un medio para alcanzar un fin. Su objetivo fue tener un cuerpo tan perfecto y la mente subconsciente tan calmada y libre de problemas que estos aspectos de la existencia individual pudieran ser olvidados. La consciencia podía ser desenredada de los problemas de la mente y cuerpo.

Cuando los dolores y enfermedades del cuerpo son eliminados y uno está emocional y mentalmente relajado, entonces uno automáticamente deja de estar tan preocupado por el cuerpo y enfocado en las superficialidades de la mente. De este modo las trabas de la individualidad pueden ser liberadas y que nuestra verdadera naturaleza (la consciencia extendida pura e infinita) pueda ser realizada.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...